Vagabundeando feliz por las tablas del teatro

Resulta y pasa que una de mis mayores pasiones es el teatro. Cuando uno entra al teatro, es como cuando uno entra a un templo… existe todo un ritual. Desde la comprada de la boleta que genera esa emoción y expectativa, hasta sentarse en la ubicación correspondiente observando alrededor quienes son los compañeros del viaje mental que uno emprenderá en los próximos minutos. Esta semana que pasó estuvo llena de viajes mágicos… unos de baile, otros de risa, otros de canto, unos inentendibles, otros discutibles… pero todos maravillosos.

Mi lista de obras del festival iberoamericano de teatro de este año fue:

1.- Viaje al Sur: Un viaje flamenco, lleno de cantaores y bailaores, los cuales cuentan a través de tres colores (blando, negro y rojo) los sentimientos que produce en el alma, el flamenco. De 1 a 5 le doy 4 caritas malucias felices.

2.-  La Fuerza de La Sangre: bueno aquí si perdonarán, pero lo que vi me sirvió para darme cuenta que yo soy en extremo auditiva y muy poco visual. La danza contemporanea, con todo el respeto que me merece en medio de mi ignorancia… que culpa pero no me gusta, no la entiendo y cabecié como 3 veces. El consuelo es que no fui la única. Le doy 2 caritas malucias felices.

3.- La Razón Blindada: Me encantó. Confirmo mi adoración por el teatro contemporáneo. La sencillez del escenario y la profundidad de cada pensamiento loco del quijote… el quijote que todos tenemos dentro y nos ayuda a salir de cuando en vez, de la realidad que nos negamos a querer. No 5 si no 6 caritas malucias felices.

4.-  Gaviota, tema para un cuento corto:Un infortunio el teatro. Me hubiera encantado poder “ver” para poder disfrutar más la obra. Otro infortunio: el idioma. Siempre es que la lengua extranjera es una limitante para lo que los sentidos quieren comprender. Sin embargo, muy buena crítica a la vida del actor, a lo que llama la atención de los seres humanos. Muy buena. 4 caritas malucias felices.

5.- Velada Metafísica: Que puedo decir… la vida de Fernando González nunca me hubiera parecido así de encantadora si no fuera por esta obra. Tengo una personita que sirvió de bicho de la curiosidad para empezar a preguntarme sobre nuevos autores colombianos, antes desconocidos para mi. Me gusta mucho la forma irreverente de los personajes que han criticado a la sociedad que les tocó vivir. La obra hace que uno se enamore de la vida de este personaje y le quede la gana de seguir curioseando. 5 caritas y medio malucias felices.

6.- Caídos del Cielo: Muy bueno. Un espectáculo increíble de gente volando y haciendo acrobacias locas que uno también quisiera hacer!!!. Cuando vi como resbalaban por un cablecito desde la punta del edificio colpatria, hasta la plaza de toros… me dieron ganas de gritar: yo tambien, yo tambien!!!… siempre el hombre ha querido volar. Una de las pocas maneras de hacerlo es soñando… o visitando una buena obra de teatro.  5 caritas malucias felices.

7.- Erling: Excelente!! una obra cortica, sencilla, tres personajes y la historia de lo que pudo haber sido y no fue. Nunca me habia conmovido tanto con una obra de teatro. La actriz es excelente… lo que transmite con la mirada, esa mirada que uno pone cuando se da cuenta que el miedo le ganó una oportunidad única en la vida. La vida debe enfrentarse a cada paso, sin miedo, esperando traer a la realidad la vida que nos tocó vivir, porque vivir en un mundo irreal no permite sentir, ni tocar, ni oler, ni ver, ni escuchar… 6 caritas malucias felices!! y que chillada tan buena esa que me metí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s