El mundo “librístico”

A veces pienso que la vida es como un libro. Hay unos libros con portadas hermosas, pero su contenido aunque interesante puede llegar a ser aburrido, monotemático, l e n t o, es más! puede que uno llegue a pensar ¿por qué carajos compré este libro? y es preferible dejarlo en el librero… solo para que se vea su lomo bonito.

Hay libros desencuadernados, viejitos, toscos al tacto. De esos con huequitos en las hojas debido a la polilla que le gusta devorarse las palabras. Esos libros que los han tocado mucho y que es casi seguro que cada hoja es un mundo de placer. Sin embargo, por lo general se desbaratan y no son fáciles de manejar, se desencuadernan terriblemente y se vuelven un relajo. Entonces el libro te abandona totalmente desarmado, dejando (sin importarle), una eternidad de interrogantes.

Hay libros normalitos… pues digo normalitos porque son de esos libros que simplemente aparecen, uno los lee y se van… sin quedar rastro alguno en la memoria, sin dejar marcas de sus palabras. La verdad daría mucha tristeza tener una vida como la de estos libros. Son libros azules, grises, opacos… son simplemente libros.

La verdad no se porque escribo esto… seguramente es porque tengo muchas cosas que decir que increíblemente no se cómo escribir. Tengo muchos interrogantes que me ha dejado un libro, no quiero que se desbarate en mis manos sin conocer el final… pero es probable que no alcance a leer más allá del prólogo, quizá con suerte, algo de la introducción. Pero nada más (nada más?). Es más!! Realmente lo quiero leer?? Tal vez deba tomar lecturas más ligeras, menos profundas, pensar menos. Volver a sacar el libro bonito del librero y recostarlo junto a la almohada para que me haga compañía, releyendo en mi memoria sus hojas tan conocidas, tan familiares, tan simples y llanas…. tan confiables.

Igual, sea lo que sea que vaya a leer, creo que debo tomarme un tiempo para hacer revisar muy bien  mis gafas. No quiero que se me irriten los ojitos.

2 thoughts on “El mundo “librístico”

  1. Si se te irritan los ojos nenita, respira ondo, cierralos lentamente, descansa un poco la vista y vuelve a intentar leer que a lo mejor al quedarte solo con la introducción te estás perdiendo de fasinante historia…

  2. Alguna vez tambien pense en personas y portadas de libros y en que si no debo juzgar a un libro por su portada tampoco es justo juzgar a alguien por como luce por que tal vez en su interior alla mucho mas de lo que necesito para sonreir

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s