Casar viene de cazar: open season

Por estos días en los que me siento suceptible por la inminente llegada de mi cumpleaños, se ha sumado el hecho de descubrir que gran porcentaje de conocidos están cometiendo suicidio colectivo: se están casando. No se que pasa con el próximo año, pero ha sido escogido como año de sacrificios, rituales extraños y estapa fuerte de temporada de caza “casa”, la cual al parecer inició hace algunos días.

No han sido uno, no dos, si no tres, los cristianos que han firmado su sentencia compromisoria para dar cumplimiento de su ejecución frente a un altar de sacrificios, extrañamente todos, durante el primer trimestre del próximo año (además parecen tener afán). No tengo nada en contra del sagrado sacramento del matrimonio, pero, aunque la sociedad aún la juzgue, la figura de la unión libre me parece mayor representación del amor verdadero. ¿La razón? pues sencillamente no estoy firmando compromisos de nada como un pagaré que dice “por si las moscas y me dan ganas de dejarte, firmo aqui con sangre que de ser así arderé en las llamas del infierno”… el amor basado en la confianza entonces donde queda? Además, no contento con la firma de puño y letra, es menester cargar un grillete anillo que te recuerde a sol y a sombra que eres de alguien y que no la debes cagar. Si uno ama tanto a una persona, no necesita más simbolos ni recordatorios que el amor mismo.

Bueno… sea como sea, les deseo a todos aquellos mucha suerte, paciencia, dedicación, esfuerzo, oración, meditación y mantener lejos cualquier objeto cortopunzante que ponga en peligro la estabilidad de la unión.

4 thoughts on “Casar viene de cazar: open season

  1. La cosa con el matrimonio y lo que muy pocos saben es que si estas casado es mucho más facil separarse que si estas en unión libre. Me explico: cuando estas en unión libre y decides que te quieres abrir debes iniciar un trámite para que esa unión sea declarada (ese trámite tiene un poco de cosas, como una demanda mas o menos), y una vez lo logras empieza la cosa con los bienes… para cuando termina le has tenido que ver la cara al tipo como mil veces después de que decidiste que estabas mamada de él. En cambio con el matrimonio no hay que declarar nada, es solo iniciar un trámite super sencillo que no implica siquiera volver a ver al man y voilà!! libre de nuevo en cuestión de una semana.

  2. En una película escuché: “Si tienes menos de 30 y no tienes fuerza revolucionara es porque no tienes corazón; si tienes más de 30 y tienes fuerza revolucionaria es que no tienes cerebro”

    La verdad no sé porque traigo esta frase al caso. Solo me gustó y quería compartirla. Felicitaciones por seguir adelante sin tener que rendirle cuentas a nadie. Es deliciosa la sensación de autonomía. Ojalá nos dure.

    La película es “Los edukadores”. Le doy 4 de 5.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s