salada in.. conciencia

Esta noche, cuando salía de un starmart acabando de llenar mi estómago con un perro que por mas que sea muy rico es un completo atraco ($5.400), me tope con el llanto de un niño.

A mi izquierda, bajo la sombra de un muro del establecimiento que sirve como punto de encuentro de habitantes estrato 5, 10, 15 y demás múltiplos, se acurrucaba una creatura de no más de un metro y ni siquira 30 cm de ancho. Tenía las marcas saladas que dejan las lágrimas sobre ambas mejillas, las marcas de la tristeza que parece ser lo único que conocen sus ojos. Tenía una mirada amarga, un par de manitos temblorosas y una voz enmarcada en el miedo puro. Me acerqué y ví en su carita la angustia de un anciano que ha vivido 100 años y que tiene en su conciencia la carga de muchas tareas inconclusas. Le pregunté que le pasaba y mientras alzaba su carita y me miraba como viendo un fantasma, me dio a entender que su miedo era natural: le habian robado el “producido” de la venta de dulces de toda la tarde y los dulces que serían la venta de mañana, también. Me contó, con las lagrimas saltando una tras de otra de sus ojitos cafés, que si llegaba sin la plata le pegaban y que ya lo han robado miles de veces.

La verdad es que uno escucha muchos cuentos por el mismo estilo y debo admitir que muchos me rompen el corazón, pero nunca nadie me habia dejado el alma tan untada de mierda como la tristeza de ese niño que en medio del frío de las 9:00 de la noche se hallaba perdido en su atribulado corzoncito por no saber como sobrevivir a la paliza que le sobrevenía esta noche… tenía físico miedo. Ahora sé como luce el miedo. No es el que se me forma en el pecho cuando quedo a oscuras. El miedo lo ví yo hoy, posando descaradamente sobre la cara de un niño.

No voy a contar nada más. Solo que por mi cabeza pasaron mil opciones y ninguna era una solución duradera ni realmente feliz. Así que, aunque mi alma quedó allá sentada en el pavimento frío abrazando la soledad de ese niño, comprendió que ante tanta maldad lo menos grave serían los golpes que espero no vaya a recibir.

Esta noche me duele el corazón todo. Quedó igual de salado y amargo que la carita que vi.

10 thoughts on “salada in.. conciencia

  1. Que puede uno decir ante esto? Me haz dejado mudo y mustio! Otra historia mas! Son tantas que toca luchar contra la indolencia y contra la impotencia!
    Vamos a pagar muy caro tanto dolor tolerado! Sobretodo el de los ninos! Y cuando nos pregunten que hicimos? Y cuando nos miremos en un espejo? Y cuando los jueces dicten sentencia?
    No quedara piedra sobre piedra!

  2. Aunque, como sabes, soy fiel seguidor de tus letras y desde que le escribías al principe verde vivo faciando de compartir tu mundo, nunca me habia impactado tanto una de tus historias, tal vez es el hecho de compartir esta fria e injusta ciudad o que tal vez el haber pasado por esta situación. Espero que algun día nuestros hijos, o auqnue sean nuestros bisnietos, vivan en un lugar en el que el miedo no viva en la cara de los niños.

  3. Aunque, como sabes, soy fiel seguidor de tus letras y desde que le escribías al príncipe verde vivo faciando de compartir tu mundo, nunca me habia impactado tanto una de tus historias, tal vez es el hecho de compartir esta fria e injusta ciudad o que tal vez el haber pasado por esta situación. Espero que algun día nuestros hijos, o auqnue sean nuestros bisnietos, vivan en un lugar en el que el miedo no viva en la cara de los niños.

  4. Bienvenida realidad!, es lo que nos golpea a diario en la cara y no somos capaces de advertirla, de mitigar en cierto modo el dolor de ese niño que se multiplica por cientos en un mundo lleno de superficialidad y poco sentido de entrega a los que más lo requieren. He de decir que el dolor lo he tenido tan frente a mi y últimamente he creado una barrera que pretendo derribar, no quiero ser inmune a ese dolor y ahora incluso sólo con leerlo se que no lo soy, porque la angustia de ese niño se transmite a través de tu historia.

  5. Tal vez si nadie les diera limosna o les comprara los dulces a los niños … no sería rentable explotarlos y tendrían hasta mejor fortuna. Soy testigo que en ocasiones esas historias son falsas, aunque seguramente esta vez no lo era.

    Pero es muy utópico pensar así. Lograste transmitir el pesar tuyo y el del niño, y eso no es fácil. Dolorosa la realidad que deben vivir muchos.

  6. Hola,
    Lastimósamente en este círculo vicioso que se ha formado entre la explotación y la lástima, los más perjudicados son los que menos pueden defenderse y los que deberían ocupar el primer lugar de nuestras prioridades. Como dice Patton, si no contribuyéramos al dar limosna o comprar los dulces, tal vez estaríamos aportando un poco más a su bienestar y evitar tanta explotación a punta de historias que en muchas ocasiones – tal vez la mayoría – son falsas. De todos modos es admirable la forma como transmites esos sentimientos: los del niño y los tuyos, que probablemente fueron uno mismo resonando entre la bondad de tu corazón y la perversa maldad de los que fueron capaces de producir dolor en un alma inocente. Gracias por la oportunidad de reflexionar.

  7. Hola Princesa, ya lo habíamos hablado, pero aprovecho esta oportunidad, para pedirte una vez más no darle dinero a los niños; está bien que les compres comida, pero hastá allí, no le colaboremos al dulto explotador que está detrás de esa actuación del niño.- O sería dolor verdadero?.- La ciudad cosmopolita no dejar creer en la autenticidad de esta pena; si es un niño rural, no acostumbrado al show, tal vez me conmueva.-

  8. Hola Marilu, gracias por enviarme tu blog, es super bonito como escribes, aunque la historia de hoy no fue la mas alegre, estoy de acuerdo con tu mami, en que no se le debe dar dinero a los niños, pero en fin desconozco lo que se sentiste y si eso te lo dictó tu corazón o hiciste algo más esa noche, Diosito sabrá de tu intensión. Un abrazo, cuidate mucho y sigue así como eres de especial.

  9. Es una lastima que esto pase, yo por mi parte no le doy limosna a nadie asi piense que es verdad o mentira lo que dice, asi piense que se estan o no aprovechando de el.

    Aunque no por eso deja de romper el alma ver a un niño asi.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s