Caen hojas en este bosque

Nos sentamos frente a frente a través de la línea telefónica.

Lo escuché atentamente. Balbuceaba algo acerca del temor, de la soledad, de la tristeza, de mi falta de presencia. Lo escuché atentamente y mi corazón esperó hasta la última de sus palabras. Mencionó también el regreso de un amor perdido, de un amor que no era el mío.

Lo escuché, si, pero no quería. Guardó silencio y su silencio también lo escuché, talvéz porque sería la última vez.

– De acuerdo – me escuché a mi misma decir. – Estoy de acuerdo – Esta vez no discutí. Pero mi alma por dentro gritaba derrota. Mi corazón sabía haber perdido para siempre y mi voz salía con el cansancio que queda tras una batalla fallida, la cual se había avisado hace ya bastante tiempo.

Una lagrima caminaba por el lado izquierdo de mi mejilla y mi voz amenazó con flaquear. Pero creo haber pasado desapercibida, el telefono disimulo perfectamente mi dolor.

Y si, te he perdido. Lo que me duele no es que te vayas, lo doloroso es el olvido. El saber que no vuelvas mas a mi pecho, a mi corazón triste que tantas veces juré tuyo. Pudo mas lo que no debió ser, lo que el destino impuso: el que me tiene para el y la que te ha hecho suyo.

10 thoughts on “Caen hojas en este bosque

  1. Tenaz, eso de tener conversaciones duras por teléfono es muy difícil, uno (o la otra persona)se puede estar muriendo (de amor casi siempre) al otro lado del teléfono y el otro ni por enterado, además no falta la vez en la que no puedes decir todo lo que querías, bueno aunque ese no parece tu caso
    Yo creo que el corazón nunca sabe haber perdido, eso suena mas a la cabeza, el corazón solo duele, como desgarre de tripas, como mañana sin sol, como noche sin sueño, como raspada en pavimento, pero así es la vida y el tiempo lo cura todo, lo malo es que a veces se demora mucho ;)

  2. nada es eterno, sólo el amor queda, los enamorados pasan.- No te preocupes el amor siempre estará allí, para cuando quieras volver a sonreir.- Sólo depende de ti; no hay que rendir culto al dolor o a la tristeza, eso dejalo para los vencidos.-

  3. Juraba haber posetado un comment, pero al parecr no lo hice y ya no recuerdo que es lo que se supone habia dicho asi que, pues, me limito a un HOLA… y un deseo de la mas bella de todas las suertes.

  4. No es el amor quien huye de nuestros brazos tantas veces, no es la felicidad la que se muestra escurridiza en los momentos en los que creemos desfallecer, es solo un momento un recuerdo un instante lo que se va cuando una relacion acaba. Asi que no guardes tristezas que la vida sonrie a cada instante para todos nosotros, solo piensa en que en algun lugar o a la vuelta de la esquina estara el motivo para que vuelvas a sentirte feliz.

  5. Dos perdidas el mismo mes. Te la pusieron dura.
    Pero es en el dolor donde se acrisola el alma. Despues al recordar, tan solo una sonrisa se dibujara en tu cara.
    Tu eres una nina muy especial y seguramente tu alma companera llegara a su debido tiempo. Y si no llega que carajos..! Tu sola puedes conquistar el mundo! Deslumbranos y quemanos como a Icaros ciegos!

  6. cuando perdemos algo, la sensación de pérdida nos inunda y nos impide, casi siempre, ver algo más… Pero el tiempo pasa, afortunadamente, y por mucho que suene a tópico es cierto: el tiempo cura. Debemos intentar quedarnos con lo hermoso del tiempo que tuvimos y la certeza de lo hermoso del tiempo que vendrá… Una sonrisa…

  7. SilentBob: un HOLA para ti tambien y gracias por tus agradables visitas.

    Mily: gracias por tus siempre apropiados consejos de “amiguita-mayor” :) siempre han caído donde deben.

    Eternauta: tienes razón, van dos pérdidas. La diferencia es que la primera no fue por voluntad de quien perdí y la segunda fue por convicción del que se fue.

    Noria: lo de que el tiempo cura pues… la verdad todavía mr. cronos no me convence, conmigo no ha funcionado. Sin embargo recibo a satisfacción tu sonrisa y te envío una mia.

  8. sip…he estado allí…es oscuro, frío y un poco húmedo, lo peor de todo es que uno está descalzo y el chiflón se le mete a uno hasta el tuétano, (creo que lloviznaba pero estaba demasiado aturdido como para darme cuenta)pero lo bonito es que no llueve para siempre, y como una promesa, sale el sol de nuevo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s