Estabilidad de-mente

Hoy es un reinicio. Algo que había estado suspendido hace bastante tiempo especialmente por ocupaciones múltiples. Cositas varias que pasan en la vida como: casarse, tener un hijo, tratar de recuperarse de la locura, tener el segundo hijo, sobrevivir (tómese literalmente), reiniciarse nuevamente para estabilizar emociones, economías, sueños, metas, amores, etc.

Así que este espacio empieza limpiecito, en el mismo sitio, no desde el mismo lugar, y absolutamente segura que no desde la misma persona.

Bienvenido, aire, viento y gente que no joda la vida.

Algunas veces por estas fechas…

Siempre quise tener una gran familia… mucha gente familiar con quien crecer y vivir. No se me dio o más bien me fue negado para quien conoce del tema. Con el paso del tiempo uno se va consumiendo hacia adentro y la vida se vuelve más ermitaña (no al revés como piensa la mayoría), lo “sociable” no vino en este paquete llamado María Lucía. Sin embargo por estas fechas, me pregunto qué hubiera sido (o más bien cómo) pertenecer a una gran pandilla rumbera para cerrar el año. Luego vuelvo y pienso y la verdad es que, la tengo. No importa la cantidad de gatos, si no la calidad de cada uno de ellos. Con mi pequeña GRAN pandilla tengo de todo!! tengo alguien cariñosa, apegadita y llena de amor en exceso; también tengo alguien huraño, silencioso y a veces raro pero que se que me quiere; ahora tengo alguien ruidoso, lleno de risa y ternura; y junto con este llegó un paquetico risueño, tierno, bello y juguetón que se deja querer… Lo tengo todo.

A ese último paquetico que ha llegado a mi vida, que hoy lo llena todo, hoy le digo: hay veces que ya no vale la pena mirar hacia atrás, porque contigo hoy todo lo tengo frente a mi.

Love you my princess Valeria, mi princesa Valiente.

Yo tuve, el mejor perro del mundo

Ambar nació un 5 de abril en medio del calor de las tierras caleñas. Si alguien me pregunta, yo tuve el mejor perro del mundo. Si alguien la conoció, dirá que estoy en lo correcto. Ambar no fue tan alta como se esperaba que fuera, ni tan delgada como seguramente ella hubiera querido. Tenía un color como su nombre y la cara mas tierna del mundo. Algunas veces, si uno se fijaba bien, parecía sonreir con los ojos.

Ambar conoció muchas cosas de mi. Conoció historias de amor, historias de alegría, historias de tristezas… y siempre estuvo ahí, prestandome una de sus cuatro patas o las cuatro completas para saber que hacer con mis sentimientos (cosa que yo nunca supe hacer por mi propia cuenta).

Ambar llegó a nuestra vida por allá por el 2000. Mi papá tuvo la genial idea de hacerme caso y de regalarnos un Golden Retriever. En las revistas de perros, los Golden suelen aparecer imponentes, grandes, seguros, fuertes. Ambar no era así. Ambar era sencilla, noble, sumisa, tierna, callada y sobre todo, era buena amiga. Ambar no era muy fuerte físicamente. Desde que nació, lucho con la vida. ¿Quién se iba a imaginar que desde tan pequeña iba a empezar pelear con tanta fuerza de espíritu sus debilidades físicas?

Pasamos muchas noches calmandote la fiebre, recuerdas? pasamos también muchas noches curando tus heridas, limpiando tu piel envejecida y achacosa desde hace años. Toda mi familia fue tu familia. Todos te amamos. Alguno tuvieron menos paciencia que otros, pero entraste en el corazón de todos porque esa era tu principal fortaleza: hacerte un lugar en el corazón de los humanos.

Recuerdo cuando jugabamos a las escondidas con Fer y tu lo buscabas hasta revolcarlo. Recuerdo tu felicidad cada vez que alguien tomaba el cepillo y los talcos: era seguro que eran para ti esos artículos, así que corrías hasta la banca fuera de la casa para acomodarte en tu propio salón de belleza personal. Recuerdas cuando caminamos por las calles de mi Popayán para las cuantiosas visitas a los veterinarios? recuerdas también que ante tu negativa, ellos iban a verte? Recuerdas también correr hacia el río cerca a la casa, subirte en los juegos de los niños, resbalarte por el tobogán, tirarte a la piscina, volver a revolcar a Fer… Sí que fuiste una gran compañía. Espero haber sido una gran compañía para tí también (aunque lo dudo a veces).

Lugo me fui de casa y tu te quedaste allí. Cuando volvía en vacaciones o fines de semana, tu alegría salía a flote a pesar de tus achaques desde joven. Sí lo sabrán las rodillas de mi mamá que tanto te sirvió de enfermera y debía agacharse para curar te las paticas una y otra vez… esta enfermera principal había abandonado el puesto para irse a la capital.

Pasó el tiempo y pude volver a tenerte conmigo. Un sueño una noche me hizo saber que me necesitabas y así llegaste a estas frías tierras. Increible, naciste en Cali, viviste en Popayán y terminaste tus días en la fría sabana cundiboyacense. ¡Hasta viajaste a ver al abuelito! … hay buenas aventuras para recordar. Por eso, no estoy triste por tu partida, estoy triste porque no podré seguir compartiendo contigo más aventuras. Los achaques le ganaron a tu voluntad y la edad le fue ayudando poco a poco al deterioro de tu cansado cuerpo. Nunca había tenido que tomar yo una decisión más dificil. Me siento mal. Me siento un verdugo… y luego recuerdo la mañana de hoy cuando me despedí de tí contandote el porqué era necesario que ya descansaras… me miraste un rato y entendí que sabías lo que pasaba.

Hoy, cuando salimos a caminar al parque, miraste varias veces el horizonte. Yo entendí que estabas diciendo adiós a este plano, para pasar a uno más liviano, mas tranquilo y más feliz.

Nos volveremos a ver amiga mía, porque los buenos amigos nunca se pierden de vista y tarde o temprano, el tiempo nos hará volvernos a encontrar… te veré feliz, con energía, sana y tranquila. Te veré Ambarita, como siempre te ví: como la mejor perro del mundo, la amiga fiel, la más noble y la más buena.

Siempre estarás en mi corazón mi amiga perruna :) te acabas de ir y ya te extraño. Nuevamente, perdón.

Ambar murió un 2 de noviembre en las fría sabana de Chía, increiblemente un día lleno de sol y calor vallecaucano.

Así me siento hoy… perdóname amor

He matado una garza!

Lo confieso, Señor.

En el cristal del aire, toda blanca

Y como transparente bajo el Sol,

Yo la vi que cruzaba

Y la maté, Señor.

En el silencio de la tarde, alta,

Muy alta, ella pasó.

Como una fina flecha se aguzaba

Sabe Dios hacia dónde… ¡Sabe Dios!

Y sin saber por qué me eché a la cara la escopeta sacrílega, Señor.

Y la carga de plomo fue a la garza,

Y la garza cayó.

Cayó como el pañuelo de una amada

Que nos dijese adiós…

Y luego, al acercarme donde estaba,

En la tierra cubierta de verdor,

Rotas, con sangre, le encontré las alas

Y una herida feroz

Sobre las plumas blancas

Era como una mueca de dolor…

¡Y yo fui quien mató a la garza!

¿Sabría ella que había sido yo?

Oh, dime, dime que no vio mi arma,

Oh, dímelo, Señor,

Que yo le lavaré las plumas blancas,

Le cerraré la herida del pulmón,

Y en el silencio de las tardes claras

Yo le pondré, Señor,

Mis pensamientos a sus muertas alas

Para que vaya a donde no llegó…

Mas dime, dime que no vio mi arma,

Oh, dímelo, Señor:

Yo te prometo que daré a la garza Mi propio corazón!

Felipe Pichardo Moya

 

PD: de verdad, perdóname por lo que no hice y por lo que hice como otros a mi.

Wishlist de 30’s

Ahora si fue… faltan 15 días para ese 3er bloque de años que empiezo… (respiros profundo antes de continuar)… teclear me resulta más difícil (artritris?), debido al frio puede ser, o a los nervios de que empezó diciembre, o a que me pesa la argolla de la mano izquierda (me dejé libre la derecha para darme ánimo). Bueno, la cosa es que he decidido hacer un wishlist renovado por motivo de mis 30. La idea es que esta lista estén todos los regalos que me gustaría recibir ese día o en el transcurso de este nuevo año de vida. Aqui van:

1. La expansión “Generations” de Los Sims 3

2. La renovación de la visa americana sin tener que hacer la cola ni entrar a la embajada

3. 10 sesiones de cavitación y masajes reafirmantes

4. Una colonterapia

5. La expansión “Pets” de Los Sims 3

6. Una serenata con un mariachi donde yo termine cantando.

7. Vinilos para decorar la casita nueva (por ahí unos 10)

8. Un carro automático

9. Un iPhone 4S

10. La Time Capsule pa’l MAC

11. Un viaje a NYC de por ahí 5 días.

12. El baloto

13. Una lipo para los cachetes pero con laser

14. Todo un set de elementos de decoración (cuadros, tetera, alcancía, florero, etc) de Romero Britto así sea chiviada.

15. Un viaje en Globo

16. Clases de buceo con remate en isla Gorgona

17. Viaje pa volver al Amazonas

18. Un cupo de al menos USD 500 (con gastos de envío gratis) para pedir cositas varias en Amazon y en ThinkGeek

19. Ir a IKEA (en cualquier parte del mundo) o que IKEA llegue a Bogotá… (y un cupón de al menos USD 500)

20. Vacaciones pagadas por un año

21. Clases de viola por un año con tiempo para tomarlas incluido en el precio

22. El chip para aprender Francés en 3 meses y los 8 cursos restantes de la Alianza gratis.

23. Curso gratis por un año para aprender Portugués

24. Curso gratis de Fotografía

25. Viaje a un SPA en Filipinas

26. Boletos de avión para dar la vuelta al mundo (interesados consultar www.staralliance.com)

28. Voluntad (puede ser en pastillas)

29. Tener a Ambar en mi casita nueva

30. Pasar ese día feliz (sin que nadie me joda).

 

Con ganas de escribir antes de subir al 3er piso

Ha pasado tiempo y varias cosas. Incluso han pasado algunas que nunca esperé que pasaran. Resulta que, hasta ahora, así como cuando le pedía perdón a mi diario por ahí a la edad de 13 años por no haberle escrito en días, así me siento por retomar mi blog personal tantos meses más tarde. Hay que tener en cuenta que incluso me tocó resetear la contraseña. Pero heme aqui, a un mes de cumplir 30 años, dizque “señora” desde hace casi 5 días, con la prematura partida de un amigo genio admirable, con la lejanía de mi mejor amiga que hoy ya tiene un chino, con la cercanía de amigos señores y amigas muy damas que piensan cada vez en más en esa absurda idea de procrear y reproducirse. Pero lo más cruel, con la distancia de muchos amigos, amantes, amores y demás, que solo por el hecho de crecer y coger (literalmente “coger”) cada uno una pareja para toda la vida (como muy conciente lo hice el sábado) se les olvida que somos caminantes de recuerdos y alegrías y que hay lazos que deberiamos mantener. Pero bueno… supongo que todo esto me viene a la cabeza porque parte de mi se niega a sentirme “señora” (Dios… que miedo) y quiere mantenerse en la epoca de juerga y compinchería de hace ya varios años atrás.

Hoy al leer un post de un amigo, remembrando la vida de nuestro amigo que partió, sentí la nostalgia de escribir así, desparpajadamente con el corazón y no con el acartonamiento que los mail corporativos y las cartas a los bancos exigen de uno. Hoy me siento un poco mas libre (como siempre, cada vez que escribo acá) y sonrío desde adentro, mando besos a toda la humanidad (incluyendo a todos los internacionales) y entrego, como cada mañana, mi corazón al hombre que amo y con quien siento esta misma libertad que me da el teclear letricas frente a un blog ya de edad. Éste.

una bolsita por favor!

Algunas veces siento que la congestión que se tiene en el alma se acumula por pequeñas dosis de desesperación, ira, decepción, tristeza y angustia. También pienso que esa congestión muchas veces llega a tal punto que se manifiesta físicamente en congestión nasal permanente o sinusitis. No hay medicamento que valga. El tema es más profundo, más de adentro.

Si sumado a lo anterior, se tienen episodios de ansiedad y depresión hormonal, la cosa de la congestión se acompaña con vomito. Si. Eso pasó ayer. Esto ya ha pasado muchas veces y cada vez más últimamente. Mi cuerpo me está diciendo algo que mi mente no ha querido mostrar o que mi corazón sabe y no ha querido traducir. No se que es exactamente. Mi concepto fatídico de hogar me lleva a pensar que la perfección en las relaciones humanas no existe, que cada vez más es imposible planear cuando las cosas son en más de 1 y que solo se tiene el minuto presente en el cual respiro. ¿Pero cómo era tan feliz antes cuando solo vivía soñando? incluso soñando bestialidades casi imposibles. ¿por qué hoy no puedo hacerlo así?

Tras un día maravilloso, casi perfecto, despierto con la ansiedad de vomitar toda esa perfección para obligar a mi conciente a caer en la realidad humana. Pero de nada sirve. Me duele la cabeza y no se si es por la misma congestión, por la migraña o por el hecho de no tener piso firme, porque desde hace un tiempo, yo no me pertenezco ni domino mi propia proyección, mis sueños, mis planes. Antes el egoísmo reinaba y era feliz así, en un reino propio que pude manipular a mi gusto. Ahora no, aparecen hilos invisibles que me gneran una felicidad fastidiosa y un tremendo dolor de estómago.

Creo que toda esta crisis también se asocia a la edad, a la presión social, al “deber ser” y no a lo que “yo soy”. Es eso o también puede ser simple gripa, sindrome premenstrual e indigestión.